Otra gran práctica de antaño ha vuelto a renacer con la intensión de rescatar EL EMBLEMÁTICO LUGAR CUTERVINO “LAS TRES CRUCES”.

Quien no recuerda las clases de Historia, aquellas que nos narraban de un Gran Imperio como jamás ha existido en este continente (El Imperio Inca), donde su nación desprovista de todo apetito monetario y con el único interés de contribuir al engrandecimiento de su pueblo, se enrolaba en interminables faenas para conseguir objetivos que hoy impresionan al ojo más curioso, fruto de ese esfuerzo hoy admiramos maravillas como Machu Picchu, el camino Inca, entre otras proezas de la ingeniería Inca.

Con el devenir de los años y la transculturización que generó el dominio español, de apoco fuimos perdiendo este acto solidario con el terruño y nos volvimos más personalistas, más interesados mirando siempre unos reales a cambio del esfuerzo, el cual nos hizo más dependientes y menos colaboradores.

En la presente gestión municipal la motivación ha resurgido cual fénix de entre las cenizas y con la única intensión de rescatar EL EMBLEMÁTICO LUGAR “LAS TRES CRUCES”, la Municipalidad Provincial de Cutervo, las rondas campesinas y urbanas devolvieron a nuestros días no solo una ancestral costumbre sino han demostrado que con unión es posible conseguir cosas interesantes, en este caso para mejorar el ornato de nuestro pueblo.

La maleza, el desmonte y la indiferencia habían hecho presa de este maravilloso lugar que hasta hoy lucía totalmente abandonado, pero gracias al esfuerzo colectivo de los citados, ha vuelto a embellecer el ingreso del este a nuestra ciudad.

MUNICIPALIDAD PROVINCIAL DE CUTERVO

Unidos, construyendo.